a
Somos una revista de novios inspirada en los tiempos actuales en donde casarse es sinónimo de amor, bienestar, felicidad, paciencia, confianza y compañerismo.
Instagram
Siguenos!
Novios Pelle > Noticias  > ¿Cómo enfrentar las dificultades de la vida en pareja durante el período de pandemia? Por Mara Lay; Psicóloga.

¿Cómo enfrentar las dificultades de la vida en pareja durante el período de pandemia? Por Mara Lay; Psicóloga.

Por María Paz Barrales

 

En el marco de la crisis sanitaria que afecta a nuestro país debido al Covid-19, muchas parejas se separaron a causa del estrés que provocó el confinamiento por pasar mucho tiempo juntos. Según consignó el diario La Nación, desde marzo del 2020 hasta noviembre del mismo año, las audiencias de mediación previa al divorcio tuvieron un incremento de 35% a diferencia de otros años.

 

En este contexto, Mara Lay, psicóloga clínica adulto-juvenil con un máster de especialización en psicoterapia clínica, nos dio algunos consejos para que las parejas cuenten con herramientas para afrontar de mejor manera el confinamiento en los tiempos de crisis.

 

A continuación, la profesional del cuidado y bienestar emocional recomendó lo siguiente:

 

  • Que cada uno tenga y respete sus espacios individuales, tanto a nivel emocional cómo físico, si tienen la posibilidad de tener un espacio físico para cada uno, donde puedan trabajar o sencillamente estar, es importante delimitarlos. Si no, tener zonas de trabajo y áreas de descanso para turnarse. Así, liberamos la parte de la presión de “tener que hacer todo juntos”, propiciando la decisión de estar con el otro.

 

  • Estamos en un momento donde el desgaste emocional es alto, por lo que, ser más compasivos y tolerantes con el otro es un muy buen recurso. Hay que entender que cada uno está manejando este período con las herramientas que tiene, y que siempre es posible hacer las cosas más fáciles para el otro. Ser un apoyo más que una presión.

 

  • Otro de los puntos fundamentales es darse espacios para escucharse mutuamente, y para profundizar en qué está el otro, cuáles son sus emociones predominantes. También, generar momentos de disfrute y de ocio.

 

  • Reconocer las expectativas que tenemos y contrastarlas con la realidad, porque muchas veces nos frustramos cuando las cosas no salen como esperamos, pero es momento de entender que estamos en un contexto donde hay mucha incertidumbre y, por ende, lo mejor es flexibilizar nuestros planes.

 

  • Buscar el equilibrio en las tareas domésticas.

 

  • Intentar mantener dentro de la casa la mayor parte de las actividades que teníamos anteriormente, como, por ejemplo, hobbies, deportes, reuniones con amigos y amigas, proyectos, etc.

 

  • Cuando haya una dificultad, intentar resolverlo desde la comprensión, llegando a acuerdos y comunicando siempre desde lo que uno siente.

 

  • Entender que no existe una verdad absoluta, y que es posible que tengan distintas creencias o puntos de vista, lo importante es llegar a acuerdos.

 

Bajo esta misma línea, la especialista recalcó que, si a pesar de todo lo anterior, “sientes que hay situaciones que son insostenibles, el buscar un buen terapeuta de pareja o individual, siempre será de mucha ayuda”. Añadiendo que, “este período nos ha cambiado la vida” trayendo consigo posibilidades de hacer las cosas de una forma distinta. Es por ello, que Mara, enfatizó en invitarlos a que se tomen este tiempo para aprender y crecer juntos en pareja, con el fin de potenciar el fortalecimiento de la relación.

 

Para más información: 

 

Instagram: @mara.laay

Mail: maralay.cl@gmail.com

*Pueden verla todos los lunes en el programa “Vivir consciente”, por las pantallas de La Red TV a las 13:00 horas.

 

 

 

  • Para conocerte más: me gustaría que me contaras quién eres, hace cuánto tiempo que te dedicas a la psicología y dónde te encuentras trabajando actualmente.

 

Soy psicóloga clínica adulto-juvenil, con un máster de especialización en psicoterapia clínica. Trabajo hace más de 7 años con adultos y adolescentes acompañando procesos terapéuticos para generar un mayor bienestar humano, me enfoco en potenciar la salud más que la enfermedad, sin embargo, para ello es inevitable atravesar los dolores humanos. Pero el enfoque es completamente  distinto.

Además soy facilitadora de biodanza, que es una forma de “vivenciar la psicología en el cuerpo y en los vínculos”, potenciando nuestras virtudes.

¡Es precioso!

Tengo mi consulta privada en Santiago, sector oriente, en la que atiendo presencial y también online. Y además, actualmente estoy trabajando en un programa de televisión “vivir consciente” donde abordo distintas temáticas de psicología y salud mental.

 

Ante todo el estrés de la pandemia ¿Qué temáticas sanas les recomiendas a las parejas para que no sufran consecuencias en su relación?

 

R: Es una pregunta muy interesante. Sin embargo, es importante destacar que  tod@s hemos sufrido muchos cambios en este período, por lo que resulta muy difícil que no tengamos consecuencias con la pandemia tanto a nivel individual como relacional. Es muy importante hablar sobre esto y desmitificar la relación “perfecta” que muchas veces aparece en la publicidad.

 

Entonces, más que enfocarnos en que las parejas no tengan consecuencias (por que probablemente ya las han tenido) resulta imprescindible reflexionar sobre cómo estas consecuencias han impactado la relación y cómo cada pareja ha ido resolviendo los conflictos, cambios y desacuerdos que se hayan podido presentar en este período.

Es muy recomendable que reflexionemos acerca de cómo hemos ido atravesando las dificultades y si esta forma nos acomoda o por el contrario nos  trae más conflictos. Por ejemplo, hay parejas que tras discutir requieren  distancia para tranquilizarse y luego conversar, otras que inmediatamente necesitan hablar sobre los desacuerdos, pero cuando tenemos formas distintas es probable que esa discusión se exacerbe, por lo que es necesario llegar a un acuerdo.

 

Independiente de la manera que encontremos, comunicar lo que nos va pasando es clave para cualquier relación saludable. Algo que veo mucho en la consulta: es la ausencia de la comunicación, entonces tras un conflicto no se dice nada y cada uno “arregla” como puede la situación, eso tiene como consecuencia que ninguno de los dos pueda expresar sus emociones, gestionarlas adecuadamente y además no se genera un aprendizaje en conjunto, por ende es probable que se vuelva a repetir. Lo que no hablamos, tendemos a repetirlo y por eso es que el verbalizar nuestras emociones y nuestros pensamientos es crucial para cuidar nuestros vínculos.

 

Para lo anterior, es importante que cada un@ y una identifique las pérdidas y las ganancias que ha implicado este nuevo estilo de vida y las repercusiones que conlleva tanto a nivel personal como vincular.

 

Por ejemplo, si antes de la pandemia, cada uno/a tenía sus actividades por separado con sus amigos y amigas, probablemente durante este período esto se ha reducido significativamente, lo que ha hecho que esos espacios de bienestar (independientes a la pareja) se limiten y muchas veces se vuelquen a la pareja.

Por consecuencia, podríamos estar exigiéndole mucho más tiempo a la pareja, mucha más atención y al no tenerla podría generar frustración, sensación de soledad o de no sentirnos querid@s.

 

Pero si logro reconocer lo que me está pasando y además puedo comunicarlo, es mucho más fácil que encontremos una manera de sobrellevarlo junt@s, sin convertirlo en una exigencia hacia el otro.

 

Pongamos otro ejemplo, si una persona antes de la pandemia tenía alguna actividad deportiva semanal, que lo ayudaba en su bienestar emocional y tras la pandemia ya no realiza deporte, es muy probable que ande mas irritable, ansioso o estresado. Y por consecuencia, puede que esto le repercuta a la pareja.

Que no ocurra dependerá de que la persona se de cuenta de lo que sucede y que pueda buscar soluciones alternativas.

 

Por eso, resulta tan relevante ponerle consciencia a la relación, a los cambios que hemos tenido, como esto ha impactado en nosotros, en nuestras emociones y tener la capacidad de conversarlo, identificando lo que es individual y lo que es propio de la relación. 

 

¿De qué manera se pueden evitar los conflictos en las relaciones? (considerando los altos niveles de estrés) 

 

El estrés hace que aumenten nuestros niveles de cortisol, lo que puede tener como consecuencia, estar más alertas, más reactivos y con menos paciencia.  

Por lo que nuevamente, la comunicación es clave. La comunicación nos permite no dar por hecho lo que al otro(a) le esta ocurriendo, ya que el acto de asumir por sobre el otro es una de las grandes problemática en los vínculos. Y con altos montos de estrés solemos reaccionar de manera poco asertiva.

 

Además la comunicación nos ayuda también a establecer ciertos límites, cuando yo reconozco lo que me sucede, puede ver lo que quiero y al mismo tiempo lo que no quiero. Y con esto, logro identificar lo que me genera malestar.

 

Llevémoslo a un ejemplo concreto: Si un@ de l@s dos quiere hacer todas las actividades del día juntos y al otro esto le agobia, se van a generar conflictos, por que uno de los dos tenderá a traspasar su límite, por lo que es importante hacer acuerdos, donde cada uno delimite sus necesidades para generar un bienestar mutuo donde ambos estén a gusto.

 

También, el compatibilizar la vida laboral con las labores domésticas ha sido todo un desafío. Para evitar conflictos en esta área, es importante lograr un equilibrio en las responsabilidades, es decir, que los quehaceres sean compartidos, para que ninguno se sienta sobrecargado. Ahora bien, esto es particular para cada pareja dependiendo de su realidad, pero genera claridad (y evita malos entendidos) que cada uno tenga asignado sus tareas correspondientes.

 

 

 

Durante la pandemia ¿Cuál crees tú que ha sido el mayor problema que les ha tocado enfrentar a las parejas? y ¿Por qué?

 

Sin duda el espacio reducido, las rutinas, la convivencia que se ha vuelto más intensa y prolongada en el tiempo. Además de la incertidumbre o las emociones

 

Estar juntos en cuarentena todo el tiempo, no es fácil. Sin embargo, al mismo tiempo la pareja es un espacio de cuidado, de apoyo mutuo y por supuesto de contención ante las situaciones adversas. Según un estudio realizado por la universidad del desarrollo, “el 72%  de los participantes han sentido que durante esta pandemia la pareja es la base del bienestar en sus vidas”.

 

Y la verdad, es que si bien estar en pareja es un desafío permanente, al mismo tiempo es una decisión que tomamos buscando compartir nuestra vida, y con esto acompañarnos tanto las alegrías como los momentos de dificultad. Por lo que muchas parejas se han visto presionadas a repensar sus vínculos, para poder fortalecer la relación, siendo un apoyo mutuo en este escenario tan adverso.

Otras en cambio, se han se han visto más tensionadas y con las diferencias que estaban latentes han terminado por separarse.

 

De acuerdo a la investigación anteriormente mencionada, sólo el 19% dice estar de acuerdo con que, durante esta pandemia los problemas la relación de pareja se han hecho evidentes y han deteriorado el vínculo.

 

Es interesante ver las estadísticas, ya que podríamos suponer que si bien este desafío al que han estado expuestos las parejas ha significado un esfuerzo y un reordenamiento del vínculo, para la mayoría a reforzado la relación.

 

Ahora bien, es importante comentar que toda crisis devela la profundidad de lo acontecido, es decir, que probablemente las parejas que habían estado teniendo dificultades importantes hayan decidido separarse durante este período.

 

Sin embargo, el vínculo de pareja puede ocupar un lugar sumamente significativo para dejarse sostener, mostrar las vulnerabilidades, para acompañarse y generar un espacio de crecimiento mutuo.

 

 

¿Podrías darnos algunos tips para que las parejas sepan abordar de mejor manera estos tiempos de crisis?

 

De todas maneras. Vamos a hacer un punteo para que sea más claro.

 

  • Que cada uno tenga y respete sus espacios individuales. Tanto a nivel emocional cómo físico, si tienen la posibilidad de tener un espacio físico para cada uno, donde puedan trabajar o sencillamente estar, es importante delimitarlos. Si no, tener zonas de trabajo y zonas de descanso para turnarse. Así, liberamos la parte de la presión de “tener que hacer todo juntos”, propiciando la decisión de estar con el otro.
  • Estamos en un momento donde el desgaste emocional es alto, por lo que, ser más compasivos y tolerantes con el otro es un muy buen recurso. Entender que cada uno está manejando este período con las herramientas que tiene y que siempre es posible hacer las cosas más fáciles par el otro. Ser un apoyo más que una presión.
  • Darse espacios para escucharse mutuamente, y para profundizar en que está el otro, cuales son sus emociones predominantes. También generar momentos de disfrute y de ocio.
  • Reconocer las expectativas que tenemos y contrastarlas con la realidad. Muchas nos frustramos cuando las cosas no salen como esperamos, pero es momento de entender que estamos en un contexto donde hay mucha incertidumbre y por ende lo mejor es flexibilizar nuestros planes.
  • Buscar el equilibrio en las tareas domésticas.
  • Intentar mantener dentro de la casa la mayor parte de las actividades que teníamos anteriormente, (hobbies, deportes, reuniones con amigos y amigas, proyectos, etc..).
  • Cuando haya una dificultad, intentar resolverlo desde la comprensión, llegando a acuerdos y comunicando siempre desde mi..
  • Entender que no existe una verdad absoluta, y que es posible que tengan distintas creencias o puntos de vista, lo importante es llegar a acuerdos.

 

Si a pesar de todo esto sientes que hay situaciones que son insostenibles, el buscar un buen terapeuta de pareja o individual, siempre será de mucha ayudar.

 

En resumen, este período nos ha cambiado la vida y con eso trae la posibilidad de hacer las cosas de manera diferente. Te invito a que te tomes este tiempo para aprender y crecer juntos en pareja potenciando el fortalecimiento de la relación.

 

 

Para más información: 

 

Instagram: @mara.laay

Mail: maralay.cl@gmail.com

*Pueden verla todos los lunes en el programa “Vivir consciente”, por las pantallas de La Red TV a las 13:00 hrs.

 

 

 

× ¿Necesitas ayuda? Escríbenos